Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.

Rehabilitación y ejercicio físico

La rehabilitación constituye un pilar fundamental en el tratamiento de las Espondiloartritis porque facilita la movilidad y además trabaja la educación postural y fisioterapia, que ayudan también a mejorar la flexibilidad.

Es importante tener presentes ejercicios de rehabilitación y fisioterapia: te podrían ayudar a una serie de ejercicios programados que podrás realizar en casa y que te ayudarán a mejorar la movilidad. Cuando existe demasiada rigidez para realizar los ejercicios, se puede tomar un baño caliente o ducha y después intentar lentamente hacer los ejercicios.

¿Tú o tus familiares podríais tener esta enfermedad?
3 preguntas te ayudarán a saberlo.

¡HAZ CLIC AQUÍ!